A ser escuchado

  • Cuando desees expresar tus opiniones sobre el servicio recibido.
  • Cuando tengas inquietudes sobre tu enfermedad, pronóstico y tratamiento.
  • En los espacios de participación establecidos por el sistema de salud.